La pilla en la frontal y es capaz de quebrar a cuantos defensas hagan falta. Su intervención fue determinante ante el Rayo Majadahonda: les valió la victoria a domicilio por 0-1. El Ibiza no deja de mostrarse fuerte durante todo lo que llevamos de temporada y en el arranque de la segunda vuelta, no iba a ser menos.