Recibe de espaldas a la portería, controla con el pecho y la baja dentro del área, esconde el balón con el cuerpo… como lo hacen los buenos, y todavía no lo había hecho todo. Rodeado de tres defensas, se gira, se deshace de ellos, para quedarse solo ante la portería. Y aún iba a terminar de levantar a todo leonés presente en el estadio, o pegado a la pantalla. La cuela donde más duele, por debajo de las piernas del guardameta vallisoletano.

Diego Villalba iba a poner en el minuto 88 el tanto que le vale a su equipo para mantener la segunda posición en la clasificación. Y aumentar la racha de 9 partidos ni más ni menos, sin perder en liga. A él, le sirve para demostrar aún más la categoría de delantero bueno, muy bueno y experimentado del que ya presumíamos al verlo, y que en Footters ya conocemos de hace mucho tiempo. Entra en nuestro XI ideal de la jornada.