El gol se lo apuntamos a Isaac Romero, aunque la jugada nace y termina de forma satisfactoria gracias a una buena acción de Nacho Quintana. Balón dividido en la zona del centro del campo, un testarazo de Seseña para controlar el esférico y ganarlo para su equipo. Asimismo, consigue mantener la pelota en juego y cederle la pelota a Luismi. Por consiguiente, le vuelve el cuero a Nacho que pone un centro medido que el delantero solo tiene que empujar al fondo de la portería.

Con este gol, el lebrijano suma el tercer tanto de la temporada y se ha convertido en el compañero de batallas de Iván en la delantera sevillista. Con está goleada, el subgrupo B del Grupo 4 esta que arde con un triple empate entre Córdoba, Betis Deportivo y Sevilla Atlético. Todo por decidir en la última jornada.