Jugada que empieza con una diagonal de Amorrortu hacía dentro para dejar la pelota muerta en el balcón del área para Fran Sota, quien controla de poco ortodoxa la pelota y con una colocación milimétrica la pone en la misma escuadra. Un gol, que pondría la primera pieza para completar una remontada épica.

Se trata del cuarto tanto en la temporada del natural de Aldeanueva de Ebro de vital importancia para su equipo, ya que se coloca en la segunda posición de la tabla clasificatoria con tres puntos vitales. El Calahorra es colíder junto al Tudelano, y alarga una buena racha de partidos sin conocer la derrota.