Victoria importantísima del Real Valladolid Promesas. Que firma su clasificación para la Primera RFEF. Y que luchará por estar en Segunda División. Después de imponerse 1 a 0, ante el Real Oviedo Vetusta. Con una gran actuación de Castri y Samu Pérez.

No iba a ser el partido ideal para aquellos a los que se les hubieran pegado las sábanas en la matinal del Domingo. Apenas a los 6 minutos de juego, Castrillejo nos iba a sorprender a todos con su séptimo gol en liga. Y que gol… golazo y 3 puntos importantísimos. Conduciendo con la derecha hasta el pico del área, y con la izquierda dejando el balón, acomodado en la escuadra del palo largo del portero visitante. Que poco podría hacer con tremendo zambombazo.

Y no sería el único nombre propio del partido para el equipo vallisoletano. Quería compartir protagonismo Samu Pérez el portero local, que en el minuto 92 iba a sacar una milagrosa mano para salvar a los suyos y poner la incertidumbre hasta el final.

Efusiva celebración del Real Valladolid Promesas, que a falta de un partido puede dormir tranquilo. Con los deberes hechos, después de completar un gran campeonato. Donde se abonan a soñar por conquistar metas aún más altas. Le deseamos toda la suerte del mundo a este equipo, del que estaremos muy pendientes, y donde desde aquí seguiremos el desenlace de esta bonita y competida división.