Joel del Pino tuvo su tarde de gloria, con una actuación estelar, el joven delantero canario firmó un doblete que terminaría por darle la victoria a los suyos. El primero, un lanzamiento impecable desde los 11 metros, engañando por completo al portero y golpeando un tiro raso pegado a la cepa del poster. Mientras que el segundo se trata de una arrancada desde el sector zurdo, con una consiguiente conducción endiablada que culmina con un shoot con la puntera, al puro estilo fútbol sala.

Con este último gol, son 5 los goles que ha firmado el ariete en la presente campaña, y se antoja una de las grandes sensaciones del cuadro canario en lo que llevamos de temporada. Sin duda, una de las piezas claves para que Las Palmas pueda obtener la permanencia.