Victoria por la mínima del Marbella tras un tanto decisivo de Juanmi Callejón. El hermano del futbolista del Nápoles se convertía en la figura destacada de su equipo ante El Ejido con un desmarque de ruptura a la espalda de la defensa para quedarse mano a mano con el portero y batirlo tras un buen golpeo a la media vuelta. El delantero natural de Motril (Málaga) ha visto portería en seis ocasiones en 20 partidos, lo que supone 0,42 goles por partido.

Estos tres puntos se antojan vitales para un Marbella que está obligado a mantener su puesto en la Segunda RFEF, y actualmente se encuentra entre los tres primeros que tendrían la salvación asegurada. Cerca están el Recreativo de Huelva y el propio Ejido.