La UE Olot empieza bien la segunda fase ganando en casa al Atzeneta, con un gol de cabeza tras una falta puesta en el borde del área pequeña.

Gol de Alan Baró en el minuto 44 de juego, para llevar al equipo contento y motivado al descanso.

La UE Olot se pudo adelantar en dos ocasiones. En una de ellas se quedaba Salinas, el número 10, solo en un mano a mano frente a Lucas Anacker, que con unos reflejos espectaculares conseguía meter su bota perfectamente para despejar el balón fuera del área.

Más tarde Lucas de nuevo, consiguió despejar un potente tiro desde fuera del área que iba directo a un golazo.