Golazo de Rognny para desatar la locura en el Enrique Roca, y permitir al cuadro murciano continuar en la pugna por la Primera RFEF. Empatado a puntos con el Tamaraceite (que empató en Sevilla) y a 6 de la RB Linense -equipo que marca la zona de ascenso-, sueñan con llegar con opciones a la última jornada.

Más allá de la importancia del gol, se trata de un gol de bella factura. Un centro lateral que el venezolano controla en una primera instancia con la testa, para hacerse un hueco en el área y lanzar un latigazo inalcanzable para el meta rival. El canterano suma el séptimo gol de la temporada, y con solo 19 años se ha consolidado en la primera plantilla del Real Murcia.