Hay que tener mucha confianza y galones dentro del vestuario para ser el encargado de lanzar las acciones de balón parado de tu equipo, pero intentar un gol olímpico y marcarlo está fuera de lo común. Eso tuvieron que pensar los compañeros y aficionados del San Fernando cuando el disparo de Hugo Rodríguez se colaba dentro de la portería. Algo muy bien tienes que hacer cuando todos los que se encuentran a tu alrededor se llevan las manos a la cabeza ante uno de los golazos de la jornada.

El jerezano es uno de los grandes reclamos del conjunto isleño, a pesar de sus 31 años, está ante una de las mejores temporadas de su carrera. Son 4 goles y 3 asistencias en 21 partidos, participando en 7 de los 25 tantos de su equipo. Criado en la cantera del Sevilla y pasando por grandes equipos como Cádiz, Cartagena o Cultural Leonesa, se está asentando en el cuadro isleño.