El conjunto celeste dormirá esta semana fuera de los puestos de peligro del Grupo IV-E tras haber vencido este fin de semana a Las Palmas Atlético por la mínima. El Ejido sale del descenso gracias a los guantes de Wilfred. El guardameta tuvo un papel protagonista en un encuentro en el que los canarios tuvieron muchas oportunidades para hacerse con el control del partido.

El conjunto que dirige Juan Manuel Rodríguez tuvo muchas ocasiones en el Juan Guedes y pudo haber puntuado en su feudo. En cambio, la falta de tino, unida a las actuaciones de un Wilfred impecable, impidieron que llegara el gol de Las Palmas Atlético. El cancerbero celeste fue el mayor dolor de cabeza de los canarios. Y también lo ha sido para muchos otros equipos. El portero ha dejado la portería a cero en ocho ocasiones durante la presente campaña en partidos oficiales.

El único gol del encuentro vino desde los once metros. Víctor Pérez transformaba un penalti que lograba interceptar Puig. En cambio, el rechace caía en los pies del 8 de El Ejido que, ahora sí, empujaba para dar el único gol del encuentro.