Todos sabemos que nos gustan los delanteros vintages, aquellos rematadores que necesitan un pequeño resquicio para mandar el balón al fondo de la red. Ese es Borja Viguera, un auténtico killer del área. El Real Unión cuenta todos sus partidos como victorias en esta segunda fase, cosechando algunas de mérito como esta ante el Ebro. Abre ventaja sobre el resto de sus competidores, colocándose junto al Rancing de Santander en esas dos primeras plazas que darían acceso directo a la Primera RFEF.

Por su parte, Borja Viguera sigue a lo suyo. Con 34 años en sus botas, es uno de los pilares fundamentales de este equipo disputando 21 partidos, en los que ha marcado 4 goles y ha dado una asistencia. Sin lugar a dudas, el logroñés es uno de los delanteros de la Segunda B.