El Numancia está dando pasos firmes hacia la Primera RFEF, gracias a un partido donde fueron muy superiores a sus rivales. Aunque en hombre del partido fue Menudo por su doblete, el colofón lo puso Andrés García con este misil. Desde la zona de tres cuartos, levanta la cabeza, arma la pierna y le propina un golpeo seco al balón inalcanzable para el arquero.

Menuda forma de estrenar el casillero goleador para el centrocampista madrileño, que dejó el Mirandés a mitad de temporada y parece que está encontrando su mejor versión en el cuadro soriano. Un jugador criado en la cantera del Atlético de Madrid, que probó suerte en el Recreativo Granada para dar el salto a Segunda División con el Mirandés. Aunque esta etapa no duraría mucho ya que -al igual que en la presente- estuvo cedido gran parte de la temporada en el Andorra.

[activecampaign]