Toni Erranz, jugador del CD El Ejido, ha protagonizado uno de los goles de la jornada. Todo comienza con un robo en zona de influencia, el propio madrileño levanta la cabeza y -propiciado por una mala posición del meta- se saca de la manga un lanzamiento teledirigido al fondo de la red. Por consiguiente, se desató la locura en el Municipal de Santo Domingo, ya que sus compañeros no daban crédito con lo sucedido, aunque lo mejor estaba por llegar: una celebración al puro estilo FIFA. Se dirige hacia un miembro del cuerpo técnico que le muestra su rodilla para limpiarle las botas, sin duda, una de las imágenes del partido.

Más allá de lo impresionante del gol, cobra gran importancia en cuanto a la clasificación se refiere, pues supuso el primero de los dos tantos cosechados por El Ejido para vencer al Marbella y dejar encarrilada su permanencia, tras una Segunda Fase sobresaliente del equipo almeriense.

El gol de Erranz confirma el gran estado de forma que atraviesa el capitán del El Ejido, a sus 27 años, suma 20 partidos en sus piernas donde ha conseguido dos goles. Aunque la fase final de la jugada no es su fuerte, ya que se trata del director de orquestas, aportando equilibrio y siendo fundamental para conectar la línea defensiva con el centro del campo. Toni tiene una dilatada trayectoria futbolística, que empezó en la cantera del Rayo Vallecano donde disputó 4 temporadas, aunque en la 13/14 probó suerte en la AD Portomosense de Portugal. Asimismo, ha pasado por el Rayo Majadahonda, Sanse, UCAM Murcia e Ibiza, donde estuvo en el banquillo en el recordado enfrentamiento copero ante el FC Barcelona.