El fin de semana ha ido de golazos, Alan Baró se ha querido sumar a la fiesta de los goles del medio del campo con un auténtico golazo desde la zona de tres cuartos. El central se sumó a la aventura del ataque asomándose con una conducción tímida a la frontal del área, sin tiempo para pensar por la presión del rival, se saca un misil de la bota derecha con tal fuerza que sorprende al portero desde una distancia muy lejana. Un gol que vale tres puntos que permiten a su equipo soñar con una posible salvación, la cual no será nada fácil.

Y es que el central natural de Damius nos ha demostrado en repetidas ocasiones su maginífico golpeo desde fuera, son 3 los goles que ha marcado en la presente campaña, y dos de ellos han servido para conseguir la victoria, casualmente ante el Atzeneta. Se trata de un veterano con una dilatada experiencia en el ámbito nacional e internacional, criado en la cantera del UE Figueres y consolidándose en el Alicante con el que consiguió un ascenso a Segunda División, lo que propició su debut en Primera con Osasuna. En la categoría de plata jugó tanto en el Albacete como en la Ponferradina, donde consiguió los mejores años de su carrera futbolística, la cual dio un giro de tuercas para marcharse al fútbol australiano. Allí, jugó en el Melbourne Victory y Central Coast Mariners. El tramo final de su carrera lo encara en un Olot con el que lleva tres años consecutivos disfrutando de la Segunda División B.

[activecampaign]