No es casualidad cuando decimos que Sergio Arribas es una de las grandes promesas del Real Madrid, junto a Antonio Blanco, llevan dominando el centro del campo del conjunto merengue durante toda la temporada. Esta vez, nos ha regalado una genialidad desde el círculo central, con un zapatazo aprovechando la mala posición del cancerbero y marcado el primero de los tres goles su equipo ante el Badajoz. Con esta victoria, el equipo de Raúl González mantiene la tercera posición de la tabla, aunque tendrá que ganar frente al Talavera en la última jornada, ya que a solo un punto, tiene al DUX Internacional y al Extremadura que se enfrentarán entre ellos.

Sergio es el “chico mimado” de Raúl, se trata de un jugador criado en la cantera blanca desde los juveniles, y desde el año pasado se encuentra alternando entre filial y primer equipo (donde ha disputado 8 partidos de liga y 2 en Champions). Además, con solo 19 años se ha consolidado entre los titulares en el filial madridista, amparado por 5 goles y 2 asistencias, aunque destaca por su participación en el último pase.