Nico Williams es una realidad en el presente del Athletic Club, tras una campaña deslumbrante en el filial, ya sabe lo que es jugar en Primera División con solo 18 años. Un futbolista diferente, con rasgos parecidos a su hermano Iñaki en cuanto a físico y potencia se refiere, pero con una fenomenal capacidad técnica cuando arranca desde la cal. Asimismo, su gran facilidad para ver portería lo cataloga como una de las grandes promesas del panorama nacional. Con todos ustedes, la nueva perla de los leones.