Si destaca por algo la afición albinegra, es por su incondicional apoyo al Castellón, independiente de la categoría que ocupe. Así lo demuestran sus datos. En tan solo tres semanas desde que comenzase la campaña de abonados, ya se han sumado 7.000 almas a esta nueva etapa del conjunto de la capital de la Plana.

Con estos datos, el conjunto albinegro se presenta como candidato a ser uno de los equipos que cuente con más abonados este curso. El objetivo del club es alcanzar los 10.000, tal y como ha explicado el consejo de administración del Castellón.

Actualmente, la campaña se encuentra en la primera fase. Esta corresponde a las reservas y finaliza el 9 de julio. Del 12 al 26 de este mismo mes, tendrá lugar la segunda fase, correspondiente a las reubicaciones, mientras que la tercera fase, del 2 al 6 de agosto, ofrecerá renovaciones fuera del plazo de reserva. Por último, habrá una cuarta fase a partir del 9 de agosto en la que se procederán a nuevas altas, siempre que haya disponibilidad.