Italia-España, todo un clásico del fútbol continental en una semifinal de altos vuelos. Italia y España se medirán esta noche en Wembley con un billete para la final de la Eurocopa. Van 37 enfrentamientos entre estas dos selecciones, uno de los clásicos más repetidos del fútbol europeo en donde la igualdad es máxima (11 victorias para ambos, 15 empates).

Esta será la cuarta fase final de Eurocopa con un duelo entre las dos selecciones. En 2008, en cuartos de final, España se desquitó con aquella tanda de penaltis que supuso una liberación, el principio de todo. En 2012, ambos equipos se midieron en la fase de grupos (1-1) y se reencontraron en la final (4-0). Aquel equipo, sin embargo, asumió el fin de ciclo cuatro años después al caer ante la Azurra en los octavos de la Eurocopa de Francia de 2016.

Italia y España, dos selecciones que van en la misma dirección futbolística. Posesión, control, presión alta. La lucha por dominar el partido se presenta difícil y será seguro una de las claves. Mancini y Luis Enrique han creado dos grandes equipos que están preparados para la gloria.