Llegamos a la jornada seis de la Admiral Bundesliga con el RB Salzburgo sacando ya siete puntos al segundo, el Sturm Graz, y diez al Rapid Viena. Además, el Austria Viena sigue sin ganar y mantiene su puesto de colista.

Austria Klagenfurt 2-1 Wattens Tirol

El encuentro entre estos dos equipos estuvo muy accidentado ya que cuando se llevaban unos 20 minutos de juego una enorme granizada obligó a suspender el encuentro que se reanudó dos horas después con el 0-0 que marcaba el luminoso.

A los pocos minutos de la reanudación del partido un robo en la zona central por parte del Wattens cayó a los pies de Anselm en banda izquierda para que este asistiera a Vrioni al área donde solamente tuvo que empujar. Sin duda esta dupla es sobre la que se deben asentar los tiroleses a lo largo de la campaña.

En el 36’ un envío a la espalda de la defensa fue aprovechado por Timossi Andersson que vio venir desde segunda línea a Greil fulminando este con un chut potente desde dentro del área a Menzel. Ya en el descuento de la primera parte el VAR decretó penalti sobre Greil. Gemecibasi lo anotó poniendo el 2-1 a favor de los locales.

Tras la vuelta de vestuarios, exactamente en el 51’, Menzel fue expulsado al salir de la portería y cortar una contra de Vrioni. Quinta expulsión en seis partidos para el Klaagenfurt. El segundo tiempo se convirtió en un asedio del Wattens con hasta 10 disparos y un 72% de posesión, pero los de Pacult en un ejercicio de supervivencia aguantaron el 2-1.

Altach 1-2 Wolfsberger

El partido quedó resuelto en la primera mitad, sobre todo en un minuto loco en el que los visitantes remontaron.

No habían pasado ni cinco minutos cuando el Altach se adelantaba. Un balón al área de Thurnwald raso fue aprovechado por Nuhiu para, de tacón, poner el 1-0. Todo se ponía de cara para ellos. Sin embargo, cedieron el balón por empuje del WAC y lo acabaron pagando.

Antes del 1-1, Peretz ya pudo poner el empate en el marcador, pero su remate se marcho muy desviado. El WAC siguió apretando y en un minuto dio la vuelta al marcador. Primero una falta lateral botada por Liendl encontró cabeceador en Baribo que ganó a la defensa. Y después, al minuto sin tiempo casi, el propio Liendl filtró un pase a Röcher que puso el 1-2 antes del descanso.

En la segunda mitad el Altach buscó el empate, pero las mejores ocasiones caían de parte de su rival que pudo aumentar la distancia de no ser por Casali que una vez más estuvo espectacular bajo palos. En una de esas paradas el portero del Altach acabó lesionado. El resultado no se movió y los tres puntos fueron para el WAC.

Hartberg 0-1 RB Salzburgo

Sin pisar el acelerador el líder volvió a ganar un partido en el que el rival mereció el empate. Llegan al parón con seis victorias en seis partidos.

Jaissle metió muchos cambios en el once titular, pero aún así es un equipo muy superior a cualquiera de la categoría. Intentó el Hartberg presionar la salida de balón en el área salzburgués y en ocasiones lo lograba obligando a lanzar en largo. Adamu y Adeyemi se movían bien, pero Sonnleitner les tenía controlados.

No había ocasiones de mérito por ninguno de los dos lados y estaba muy pareja la sensación de peligro. Sin embargo, al borde del descanso una jugada culminada por Capaldo en la derecha movió el marcador y puso el 0-1.

Todos esperaban un baño de los visitantes en la segunda mitad, pero el Hartberg aguantó. Es más, la ocasión más clara del segundo tiempo fue suya en un mano a mano de Tadic frente al portero con todo de cara para el atacante y que incompresiblemente falló. No necesitó el RB Salzburgo más que mantener el balón y controlar el partido para llevarse el encuentro por ese 0-1.

Admira 1-1 Sturm Graz

Partido con muy pocas ocasiones y en el que el reparto de puntos es más que justo.

Los dos equipos se midieron las fuerzas en la primera parte sin generar demasiado juego y sin casi ocasiones en estos primeros 45’. De hecho, la primera ocasión clara que hubo fue una jugada individual de Yeboah por la derecha consiguiendo desbordar para sacar un entro que Sarkaria de tacón introdujo en la portería.

En la segunda parte el Admira subió líneas buscando el tan ansiado empate. Sobre todo, lo intentó a balón parado y en un saque de esquina desde la derecha al segundo palo Kerschbaum, libre de marca, cabeceo sin problemas el 1-1.

Un empate que, aunque es justo, no deja a nadie contento.

Ried 1-0 LASK Linz

Tercera victoria en casa de un Ried que se ha hecho fuerte en su feudo ante un LASK Linz que está pasando un bache en su juego.

No habíamos llegado al minuto 20 cuando Reiner en un balón parado anotó el gol del Ried que intentaba transiciones rápidas a la espalda de la defensa visitante. Thalhammer intentó ajustar al LASK Linz ordenando a Nakamura y a Karamoko moverse mucho en la punta de ataque, pero las mejores opciones de empate en la primera parte fueron de Renner y de Goiginger.

Tras salir del descanso Michorl robó en una falta lejana pero su disparo fue tenido fácilmente por Radlinger. Karamoko tuvo la última pero no encontró portería. El Ried en la segunda mitad se colocó bien y pegó alguna contra para aumentar ese 1-0, sin embargo, no hubo éxito.

Austria Viena 1-1 Rapid Viena

Partido con mucha tensión como es habitual en los derbys de Viena y en el que ese punto es justo para ambos.

Empezaron los violas presionando la salida del Rapid muy arriba, pero los visitantes encontraban bien la forma de salir. Durante la primera mitad hubo mucho juego en el centro del campo y pocas ocasiones. Fountas intentó controlar un par de balones en el área, pero la defensa del Austria estuvo muy atenta. El gol llego en un balón parado en el que Martel colgó al área pequeña un balón desde la derecha encontrando a Mühl para hacer el 1-0.

Kuhbauer en el descanso metió a Schick y fue un cambio clave ya que desde la derechaagitó el partido. Junto con el nombrado Schick fue Grüll el que puso las ganas moviéndose, pidiendo el balón, picando al espacio… De hecho, el 1-1 fue obra de Grüll al rematar Grüll en el segundo palo un centro desde la derecha. Con el empate en el marcador ambos equipos intentaron mínimamente mover ese resultado, pero no se consiguió.