Tres de octubre de 2021. 11:55 de la mañana. Es la hora del examen de drenaje del césped del Estadio Alfredo Di Stefano. Caen lluvias torrenciales en Madrid y muchos otros tapetes no habrían soportado la presión del agua. El césped pasa la prueba de fuego y los pocos aficionados que se juntan en las gradas del feudo blanco podrían disfrutar del partido correspondiente a la Jornada 6 de la Primera RFEF Footters.

Los primeros compases de juego dejaron ver cuál sería la tónica del partido: mucho centro campismo y tratar de quebrar el juego enviando balones a la espalda de la defensa. La realidad es que se estaba gestando un duelo de titanes. Como visitante, el Atlético Baleares, uno de los referentes del fútbol balear y de la Primera RFEF Footters. Llegaba al Di Stefano con solo tres goles encajados en las cinco jornadas disputadas, y el Real Madrid Castilla conseguiría hacerle dos en tan solo 18 minutos.

El primero de los blancos llegaba antes de alcanzar el minuto diez de la primera mitad, tras un derribo de Gudjohnsen en la salida de René que condenaría al Atlético Baleares con la pena máxima. Arribas, demostrando su tremenda e impropia para su edad madurez, ejecutó el lanzamiento desde los once metros con potencia y ajuste al palo, imposible de alcanzar para el meta visitante que adivinó la trayectoria del balón.

Por algún motivo, esta mañana en la capital de España la lluvia se convirtió en sinónimo de goles, y así contratacó rápidamente un Atlético Baleares al que le estaba costando encontrar los huecos en el campo. Fue, por tanto, de lanzamiento directo. Una ejecución perfecta de Hugo Rodríguez coló el balón por la escuadra de la meta local solo cuatro minutos después del primer tanto. No obstante, la mala fortuna asoló al delantero que se lesionó en el lanzamiento de la falta y tuvo que ser sustituido por Canario.

Otros cuatro minutos bastaron para que Gudjohnsen volviera a poner por delante en el marcador al cuadro blanco. El islandés aprovechó un balón muerto tras un remate de córner para introducirlo en las mallas y poner el 2-1 en el minuto 18.
Lo dicho, goles por doquier. Aunque a veces se olvida que el fútbol es un deporte de rachas. El Atlético Baleares trató de darle sentido y equilibrio al partido coordinando posesiones más largas, buscando abrir las bandas con Dioni y Canario y triangulando para evitar que sus rivales se sintieran cómodos con el balón. El cuadro de Raúl González demostró que le servían tres toques para plantarse en el área rival.

La segunda mitad dejó una máxima sobre el terreno de juego. Ambos equipos dominaban el balón, pero era el cuadro local el que lo hacía de una manera más efectiva en ataque. Así, aunque la posesión estuviera igualada, las llegadas de peligro fueron del cuadro local. Arribas, Blanco y Dotor se encargaron de monopolizar la zona de tres cuartos.

No obstante, en una de estas le cayó el balón a Ferrone en la frontal y, gracias a un toquecito del balón en la pierna del debutante Marvel, el chut terminó colándose en la portería blanca. Era el 2-2, que llegaba en el minuto 64. El gol permitió al Atlético Baleares recobrar la confianza, pero los locales sacaron el espíritu inconformista para buscar ponerse por delante de nuevo en el marcador.
Así, los últimos veinte minutos del partido se resumen en una gran actuación de Arribas, Marvin, Blanco y Dotor para tratar de guardar los tres puntos en el Di Stefano. A medida que caían los minutos del cronómetro, el cuadro visitante se convencía de guardar el empate y marchar de Madrid con su imbatibilidad impoluta. El cambio de Orfila por Armando refleja el carácter contencioso de los baleares.

Una de las últimas la tuvo Dotor, en una gran jugada combinativa del Real Madrid Castilla. Entre Antonio Blanco y Arribas dejaron a Dotor para rematar a bocajarro, aunque el tiro lo despejó René.
El Real Madrid Castilla no se achantó ante un gran Atlético Baleares, pero no consiguió sumar los tres puntos.

FICHA TÉCNICA
Real Madrid Castilla: Fudias, Blanco, Marvin, Dotor, Arribas, Peter, Carrillo, Rafa Marín, Gudjohnsen, Aranda (David), Marvel
CD Atlético Baleares: Rene, Iñaki, Carlos Delgado, Armando (Orfila), José Fran (Isi Ros), Vinicius, Luca, Hugo (Canario), Dioni (Manel), Ignasi, Damián
Goles: 1-0, Min. 10, Arribas; 1-1, Min. 14, Hugo; 2-1, Min. 18, Gudjohnsen; 2-2, Min. 64, Luca Ferrone
Árbitro: Gorka Etayo Herrera (colegio vasco) amonestó a los locales Dotor, Arribas, Rafa Marín, Aranda, y a los visitantes René, Canario, Ferrone, Orfila,
Incidencias: Estadio Alfredo Di Stefano. Jornada 6 de la Primera RFEF Grupo II