El Albacete consiguió la pasada jornada, y en la que fue su tercera salida de la temporada, romper con la mala dinámica que venía persiguiendo a los de Rubén de la Barrera en sus partidos a domicilio.

Lo hicieron los blancos de forma contundente, anotando un 0-3 que fácilmente podría haber sido un 0-5 antes del descanso, y además con un juego vistoso y vertical que era continuidad del que se pudo ver en el Carlos Belmonte ante el Real Madrid-Castilla justo siete días antes.

Ahora, cuando el equipo albacetense parece haber encontrado la continuidad que buscaba desde el inicio del campeonato, llega la oportunidad de que el conjunto de De la Barrera termine de reivindicarse como aspirante real al ascenso encadenando una racha de tres victorias consecutivas, algo que hace casi tres años que no consigue en el campeonato liguero y que se remonta a aquel inicio fulgurante en la categoría de plata con Luis Miguel Ramis en el banquillo en la campaña 2018-2019.

Aunque la ocasión parece propicia, con un equipo con la moral alta, con un fútbol en clara progresión y ante un rival que marcha colista de la categoría con tan solo tres puntos en seis encuentros y un único tanto a favor en su casillero tras 540 minutos disputados; en el cuerpo técnico y en la plantilla manchega no se confían y han catalogado en varias ocasiones durante la semana el encuentro como partido “trampa” llegando Rubén de la Barrera a señalar que “espera un partido muy complicado ya que el Betis cuenta con jugadores que en breve estarán en el fútbol profesional y, si su equipo no consigue estar bien se perderá seguro”.

No se lanzan por tanto en Albacete las campana al vuelo ni se respira euforia desmedida, conscientes en la casa blanca de que todo será muy largo, que esta categoría es muy distinta a aquella Segunda “B” de 80 equipos en la que siempre había equipos “asequibles”. Las cosas han cambiado y mucho, ya que no en vano, solo en este Grupo II de la Primera RFEF Footters, son tan solo seis equipos los que nunca alcanzaron el fútbol profesional y los restantes catorce acumulan la friolera de 255 campañas en el mismo.

Por lo que respecta al Betis Deportivo, este llega a Albacete con la soga apretando al cuello de su técnico Manel Ruano que, aparte de los problemas estrictamente futbolísticos con los que tiene que lidiar, ha visto como esta semana y, de forma totalmente sorpresiva, se anunciara la desvinculación de uno de los mejores jugadores del equipo, el lateral izquierdo José Manuel Calderón. Futbolista que había llegado incluso a debutar esta temporada con el primer equipo andaluz en la máxima categoría y que apuntaba a ser uno de los pilares de este Betis Deportivo..

Aunque desde el club andaluz guardan silencio, ha trascendido que la tajante e irrevocable decisión verdiblanca se debió a “razones disciplinarias graves”. Razones que pueden estar asociadas a haber dejado Calderón de ser convocado sin explicación alguna en los dos últimos enfrentamientos ligueros tras haber sido titular indiscutible en las primeras cuatro jornadas.

Otro problema más para Ruano, que tras haber conseguido el doble salto consecutivo que va desde Tercera División RFEF hasta la nueva Primera RFEF Footters 2021-2022, se ganaba brillantemente la renovación de su contrato hasta 2024. Contrato que, si su equipo no consigue algo positivo en el Carlos Belmonte, podría verse resuelto antes de tiempo.

En lo que se refiere al aspecto meramente deportivo, el Albacete podría repetir el mismo once que saltó de inicio frente al Costa Rica al césped del Estadio Costa Brava-Palamós. La enfermería de los locales apenas ha sufrido variación en estos últimos siete día y, continúan de baja Eric Montes y Manu Fuster. Javi Jiménez, por su parte, vuelve al equipo pero no parece que aun esté totalmente recuperado para disputar la titularidad a la dupla Djetei-Rafa Gálvez. Si todo transcurre por los parámetros normales, Nando García Puchades, el que fuera último fichaje del Albacete sobre la bocina podría debutar y disfrutar de sus primeros minutos en el césped.

En el filial del Real Betis, con hasta 19 jugadores distintos utilizados de inicio en seis jornadas, hablar de una escuadra de inicio puede sonar hasta a quimera. Pero, Manuel Ruano podría también repetir el mismo equipo que perdía ante el Sanluqueño en la Ciudad Deportiva Luis del Sol la semana pasada.

El partido, que comenzará a las 21h de este sábado en el Carlos Belmonte, dispondrá de una amplia atención por parte de Footters, y será dirigido por el colegiado valenciano Andrés Fuentes Molina que acumula con esta su segunda temporada en la división de bronce y que nunca arbitró ni a sevillanos ni a albaceteños.