El CD Atlético Baleares y el Linares Deportivo firmaron un auténtico partidazo que finalizó con igualdad en el marcador (1-1). Un resultado con reparto de puntos que se antoja corto para ambos, pero sí justo. El goleador Dioni Villalba, expulsado en el descuento, inauguró el marcador a los 25 segundos, aprovechando un error en la salida del Linares y Marc Castels restableció el empate con un tanto de cabeza en una falta botada por Rodri.  

El partido se inició con sorpresa. Sacó el Linares y tocó atrás. El Baleares fue a la presión. La pelota llegó a Nauzet con apuros y el pichichi del grupo II de La Primera RFEF Footters puso la bota ante el despeje del arquero. Toque y para adentro. 1-0. Sexto gol de Villalba en 7 partidos.

Los de Xavi Calm gestionaron la renta hasta el descanso, sin posibilidad de que los mineros reinstaurasen las tablas en el electrónico. La fiesta futbolística llegaría en la segunda mitad. 

Al regreso de la caseta, los blanquiazules salieron con mordiente. José Fran y Dioni trataron de ampliar distancias con una doble jugada que repelió la defensa en el 49’. Armando probó fortuna un minuto después con un golpeo que desbarató Nauzet, para culminar una acción personal de Ignasi Vilarrasa. Poco después, José Fran quiso clavarla en la escuadra, pero a su remate le faltó muy poco. 

Los Alberto Gónzalez cortaron el empuje local a balón parado. Falta desde el costado derecho. Rodri fue al servicio con un balón tendido, que impactó sin apelativos Marc Castels para hacer el empate. 1-1 (55’). Aquí cambió el choque. 

El Baleares, que luce y destila juego como un auténtico equipazo, se cortocircuitó por momentos y el Linares, un bloque guerrero, vio el desconcierto. Y los mineros sacaron el pico y la pala. Calm dio entrada a Isi Ros, que marró un mano a mano clarísimo en el 59’.

En la réplica, saltó la polémica con un posible penalti sobre Copete, pero el trencilla vio mano previa del atacante. Hugo Díaz casi clava el 1-2 en el 63’. Por centímetros. El partido se abrió. El Baleares merodeaba a ratos el área visitante con mucha sensación de peligro. En el 81’, Etxaniz falló la misma que tuvo Ros, pero en el otro lado del campo. Román atajó un disparo de Perejón, que se coló hasta la cocina en el 86’. 

En el alargue aún habría tiempo para mayor emoción. En el 91’, los locales se quedaron en inferioridad numérica, después de un encontronazo entre Dioni y Lolo Guerrero, que se saldó con un puntapié del atacante que le costó la roja. Vinicius se sacó una chilena brutal desde el interior de la zona de castigo que obligó a Nauzet a emplearse a fondo (94’). Sanchidrián tuvo la última del envite, pero Román sostuvo al Baleares. 

Con el resultado tablas, ambos contendientes se mantienen en extremos opuestos de la clasificación.