Tarde de fútbol en el Francisco de la Hera, en el que se enfrentaba al Extremadura UD vs Real
Valladolid Promesas, dos equipos con dinámicas muy diferentes donde los extremeños están
en auge y los pucelanos no conocen la victoria en la categoría.


El partido comenzaba con 30” se parón en protesta de los jugadores del Extremadura porque
el dinero del grupo inversor no llega, gran detalle de los pucelanos sumándose a la causa. A
medida que pasaban los primeros minutos, era un dominio para los de Manuel Mosquera,
haciendo presión alta para obligar a jugar al Valladolid en largo dado a que tiene muy buenos
peloteros en el centro del campo, como Carro y Fran Rivera, la primera llegada era del
Extremadura en un tiro de Pastrana que su disparo se fue muy lejos de la portería de Samu
Casado. El cuadro de Julio Baptista lo intentaba por las bandas con Dalisson y Paulo Vitor, pero
apenas sin acercamiento a la portería de Casto. Una primera parte que acababa con dos
tarjetas una para cada equipo Elías Pérez y Kike Ríos.


La segunda parte empezaba con un Extremadura muy enchufado que veía como a los dos
minutos de comenzar, una falta botada en el costado derecho por Elías Pérez lo remataba Kike
Márquez que ponía por delante en el marcador a los suyos. A partir de ahí el Valladolid cambió
el rumbo del partido y en dos minutos en el 57 y 58 Paulo Vito estrellaba el balón en la madera
en las dos ocasiones. Baptista quiere dar frescura en el centro del campo y da entrada a Moha
y Narro. Paulo Vito tuvo en sus botas la jugada del partido minuto 74 en un penalti que le hizo
Saúl González y que él mismo lanzó, pero un providencial Casto se lo paró.


Los pucelanos no se daban por rendido y en los minutos finales 86 y 87 la primera en un balón
en profundidad a la espalda de la defensa del Extremadura Slavy toca un poco la pelota y Casto
que se adelanta lo para ya en el suelo con el pecho. La siguiente jugada un disparo de Castri
pega en el travesaño y Kike Márquez lo saca bajo palos, la mala suerte de ceba con el
Valladolid que lo en la última jugada otra vez se topa con el cancerbero del Extremadura.


El partido acababa con el Valladolid que era un querer y no poder, a pesar de mostrar un buen
juego los de Baptista siguen en la zona descenso y los de Manuel Mosquera suben a la octava
posición de momento hasta mañana que acabe la jornada.