En tierras riojanas este domingo previo al puente vivimos el derbi de Logroño. La UD Logroñés, se enfrentaba en Las Gaunas a la SD Logroñés, en uno de los partidos más especiales de la temporada. 

Por un lado, los locales, llegaban al encuentro encadenando la mejor racha de la UD en casa, con tres victorias de tres posibles en su feudo, partido al que el míster blanquirrojo, Mere Hermoso, ha calificado de extrema complicación; por el rival y por la dificultad que entraña continuar con la buena racha, que les está permitiendo mantenerse en la zona alta de la tabla en la lucha de la primera plaza.

Por otro lado, la SD Logroñes como visitante, ocupaba el banquillo opuesto al habitual en un momento también dulce, pues tras cosechar un valiosísimo empate en su visita a uno de los campos históricos del fútbol español como es Riazor, llegaba a este especial encuentro en la zona templada de la tabla, mirando en la distancia los puestos bajos de la tabla, objetivo principal de la temporada y sin miedo alguno a mirar hacia adelante. 

Arrancaba el partido en Las Gaunas con ambiente en las gradas pero respeto en el verde, ambos equipos bien plantados y mostrándose respeto a la espera de encontrarse las intenciones.

Los locales se hacían con el dominio de la pelota, pero sin demasiado peligro sobre la portería defendida por Jero, puesto que salía con las líneas bien puestas el conjunto de Llona, que no sufría en exceso.

Las mejores llegadas eran a balón parado y es que el miedo a encajar en la primera media hora podía a las ganas de mostrar un fútbol valiente.

Pero el miedo empezaba a desaparecer en los visitantes y las ocasiones, junto al fútbol, llegaban. Soberón y Calderón lo intentaban con tímidos disparos y Pelayo remataba en el área pequeña una falta botada por Sandoval con serio peligro.

Y de cabeza llegaría el gol del partido que supondría la victoria, en los últimos instantes de la primera mitad, Soberón usaría la testa para enviar una de las poquísimas ocasiones que habría en el partido al fondo de la red y poner así punto y final a una primera mitad con mucho orden y poco fútbol.

Con cambios en las filas pero no en el fútbol llegó la segunda mitad, donde la UD Logroñés, por medio de los cambios buscaba despertar del letargo y dar la vuelta al marcador para así continuar con la racha, pero los visitantes se calzaron las botas de equipo grande y parecieron los locales en su casa, pues supieron medir los tiempos a la perfección, impidiendo a los pupilos de Mere darle ritmo e intensidad a su fútbol y por ende, ocasiones.

Guarrotxena buscaba tirar del carro probando suerte, con cierto peligro, pero el máximo premio llegaba en forma de córner y cuando se acercaba el último cuarto de hora en el césped del Municipal, los balones a la olla comenzaban a llegar en busca de algún gol que metiese emoción a la recta final. Algo que nunca llegaría.

En las botas de Galán, a balón parado llegaría la más interesante para la escuadra local, pero el balón se marchaba ligeramente desviado por el lateral de la portería de Jero. 

Finalmente, tras un carrusel de cambios bien gestionado por Llona, el partido llegaba a su fin con victoria visitante en un sobrio partido en Las Gaunas, que rompe una racha, acerca a SD a puestos ilusionantes y sobre todo, hace historia. 

Ficha Técnica

UD. Logroñes: Serantes; Tekio(Paolo, min.46), Rueda, Herrando, López, Castellano(Borja Galán, min.63), Ramos(Sidiki, min.76), Iñaki(Sierra, min.63), Alfaro, Dubasin y Guarrotxena

SD. Logroñés: Jero Lario; Paredes, Canda, Calderón(Ander, min.73), Pelayo, Albisua, Cubero, Sandoval, Soberón(Sergio Cordovín, min.80), Arnedo(Diego Esteban, min.78) y Javito(Marcos, min.80)

Goles: 0-1 Soberón, min.44.