La lluvia sobre Riazor prometía algún que otro susto por tierras herculinas . A pesar de que el Deportivo es, en teoría, superior al Sanse, los jugadores de Borja Jiménez salieron a ganar desde el primer minuto.

Fueron menos ocasiones las que tuvo el conjunto deportivista que en la última jornada pero no se trata de sumar oportunidades, sino de ser efectivos. Una jugada a balón parado donde Juergen la puso como los ángeles, llegó a la posición de Miku ( la veteranía es un grado a la hora de estar bien colocado) donde el venezolano, imponiéndose a su par, adelantó a su equipo en lo que a la postre fue el gol de la victoria.

Al descanso, los jugadores del Sanse salieron con otro espíritu y no es que pusieran en apuros la portería de Mackay pero sobrevolaba por Riazor alguna que otra meiga y sobre todo, en un saque de esquina, a poco de terminar el partido, llegó a la cabeza de Fer Ruiz y éste, con todo a su favor, la mandó muy desviada. Se tornaba en tragedia deportivista tras esa jugada pero no dio para más.

Tres puntos para el Deportivo de la Coruña que le acerca un poco más al objetivo y una lección aprendida para el San Sebastián de Los Reyes que ya sabe que, jugando con esa intensidad, puede sacar algo positivo lejos de Matapiñonera.

Ficha técnica

RC Deportivo: Mackay; Víctor García, Lapeña, Jaime, Héctor; Villares, Bergantiños (De Vicente, 81′), Juergen; Noel (Quiles, 67′), Miku, William (Menudo, 81′).

UD Sanse: Bañuz; Barreda (Rueda, 79′), Fomeyem, Llerena, Iván Pérez; Dani Molina, Llorente (Jauregi, 67′); Raúl (Fer Díaz, 46′), Borja Sánchez (Carlitos, 79′), Borja Mártínez; Arturo (Jime, 67′).

Goles: 1-0, min.36: Miku.