La Avenida de Italia vuelve a prepararse para abrir sus puertas. El ambiente se reunirá de nuevo bajo los focos de una Ciudad Deportiva Luis del Sol que empujará a los suyos para poder conseguir el segundo y ansiado triunfo en Primera RFEF. Le está costando la vida al Betis Deportivo, pero ya se prepara para afrontar un nuevo reto ante otro filial, el Villarreal B.

Después de siete jornadas disputadas, el cuadro de Manel Ruano le hará frente a un rival con su misma etiqueta, la de la cantera. Y no tiene nada de cara para este encuentro. Aunque dejó atrás el adjetivo de colista la pasada jornada, después de conseguir rascar un punto frente a todo un Albacete (1-1), el equipo amarillo es el claro favorito. Además, son los visitantes los que llegan con el liderato bajo el brazo y no quieren dejarlo escapar.

Está claro que, a día de hoy, es más submarino el filial bético y tendrá que buscar la forma de salir a flote. Lo hará sin Manu Morillo y contra un conjunto que viste de amarillo, pero está de verde positivo, pues no ha perdido ningún enfrentamiento en lo que va de competición liguera. Seis triunfos y un empate le mantienen invicto esta temporada, pero, además, está en racha después de conseguir hacer pleno en las últimas cuatro jornadas.

Los verdiblancos han demostrado solidez, pero están teniendo problemas de cara a puerta. En cambio, esa es una de las asignaturas de la que pueden presumir los del combinado castellonense. Son ya 17 goles anotados frente a los dos encajados, números que nada tienen que ver con los que actuarán este sábado como locales (dos goles a favor y nueve en contra).

El Villarreal B no puede dejar escapar ese primer puesto y al Betis Deportivo se le está haciendo cada vez más urgente el triunfo que lo vaya liberando de los puestos bajos de la tabla. Son dos polos opuestos entre los que hay una tensión pendiente. Todo ello quedará resuelto sobre el verde de la capital hispalense en la primera cita de la historia entre los filiales de ambos equipos.