Que te visite el líder siempre es motivo de tensión. No se habla de nervios, ni de miedo, ni de respeto; no en esta categoría. Se habla de tensión. Una tensión que, bien gestionada, puede ser positiva, como le sucedió al Talavera en el día de hoy. El Prado acogió el empate entre Talavera y Unionistas, que bien puede ser leído como un punto muy valioso para el cuadro local. No obstante, el amargor de dejar marchar la victoria es la que nos regala un empate con matices en El Prado.

La primera mitad demostró el alto nivel que se puede ver cada semana en la Primera RFEF Footters. Dos equipos conscientes de la importancia de los puntos, actuando con corrección y tratando de cometer los menores errores posibles. El Unionistas, curiosamente, fue el cuadro que más imprecisión dejó sobre el verde castellano-manchego.

La intensidad se apoderaba del partido y se plasmaba en la cartilla del colegiado Guzmán Mansilla. Se llegó al descanso con cinco jugadores amonestados, lo que llevó a Dani Mori a llevar tres modificaciones en el descanso. Esta es una de las claves del partido, sin duda. La severidad del trencilla es uno de los elementos a incluir en los análisis de la contienda.

El que golpeó primero fue el cuadro local, a la media hora del partido. En el minuto 33 Vicente Romero armó su pierna zurda desde la frontal y batió a De la Cruz. 1-0 y fiesta en Coruña y Majadahonda. El Unionistas caía y El Prado se consolidaba como un tourmalet manchego en la Primera RFEF Footters.

El segundo periodo comienza con tres cambios en las filas del Unionistas. Marín y Luis Acosta, con tarjeta amarilla, siguieron el partido desde el banquillo. Ahora, a posteriori, se ve la inteligencia de la decisión. Como apuntaba sabiamente Matías Palacios, narrador de la contienda en Footters, ambos técnicos tuvieron que tener muy en cuenta la severidad del arbitraje de Guzmán Mansilla. Los cambios tempraneros, leídos como arriesgados en el momento, se leen ahora como un ejercicio de madurez y valentía por parte de Mori.

Unionistas fue ganando peso en la partida, aunque las posesiones no duraban demasiado. Se fue encontrando más cómodo en campo rival, aunque el cuadro de Talavera de la Reina se encargaba de cortar cualquier atisbo de dominio salmantino. Algunos acercamientos sin peligro de Unionistas protagonizaron la segunda parte, así como un par de tiros lejanos por parte de los locales.

El quid de la cuestión, el desequilibrante del choque, llegó en el minuto 74. Es la acción que introduce el “a posteriori” anterior. Un lance del juego hizo que Vicente Romero dejara su brazo extendido, golpeando la cara de un rival, y forzando la segunda amarilla y consecuente expulsión. El criterio del colegiado –en el más estricto sentido de la palabra, entiéndase que no es un juicio de valor- envió a Moreno a vestuarios y obligó al Talavera a afrontar la recta final con uno menos. De nuevo, como apuntó Palacios, ambos técnicos debieron ver el peligro de tener demasiados jugadores amonestados.

Lo que sigue a esta acción es un aumento del esfuerzo de Unionistas para no desaprovechar la superioridad numérica. Así, tres minutos después, en el 77, Iñigo Muñoz introdujo el balón en las mallas desde la frontal, gracias a lo que parecía un centro-chut.

Ambos trataron de decantar la balanza en los minutos finales, sin fortuna. Terminó el partido con empate y sensaciones extrañas en el terreno de juego. Por un lado, el Talavera dejó escapar tres puntos de oro; por el otro, Unionistas, aunque líder en la tabla, no consiguió dejar su mejor versión en el terreno de juego. Un claro ejemplo de empate con matices.

FICHA TÉCNICA
CF Talavera: Edu Sousa; Bourdal, Escalante, Choco, Góngora; Jon Ceberio, Vicente Romero,
Toño Calvo (Monroy); Dani Pichín (Edmilson), Rodrigo (Ortega), Perales
Unionistas de Salamanca: De la Cruz; Ramiro, Fernando Román, Marín (Manu Sánchez),
Salinas; Luis Acosta (Nespral), Mandi, Muñoz, Rayco; Jesús de Miguel (Montes), Pablo Espina
(Carlos De la Nava)
Goles: 1-0, Min. 32, Vicente Romero; 1-1, Min. 77, Íñigo Muñoz
Árbitro: José Luis Guzmán Mansilla (colegio andaluz) amonestó a los locales Vicente Romero
(doble amarilla y expulsión), Choco y Ceberio, y a los visitantes Rayco, Acosta y Marín