Con el fin de la novena jornada liguera, es el momento de analizar lo que sucedió y quiénes fueron los jugadores más destacados del fin de semana. Por ello, te presentamos el XI de la jornada 9 de la Primera RFEF Footters, los seleccionados por ser determinantes para sus equipos.

Empezamos por la portería para seleccionar a Nereo Champagne, meta del Rayo Majadahonda. El conjunto madrileño consiguió la victoria por la mínima ante un Real Valladolid Promesas que lo intentó pero se encontró con todo un muro bajo palos. El cancerbero de 36 años suma en la categoría 6 encuentros dejando la portería a cero.

Si vamos a la línea defensiva la ocupan: Edu Oriol del Atlético Sanluqueño que, además, con su doblete se convierte en MVP de la jornada. La pareja de centrales la conforman Quintanilla del Nàstic que venció 3-1 al Linares Deportivo protagonizando una gran segunda mitad y Olaortua, de un Atlético Baleares imparable. Anotó el gol que abría la lata ante el CE Sabadell. También abrió el marcador Salva Ruiz para el CD Castellón que se llevó los tres puntos de San Fernando.

En la sala de máquinas, encontramos a Elías Pérez que consiguió que el Extremadura UD se hiciese con un punto en su feudo ante el CD Tudelano con su tanto. Lo acompaña Carlos Ramos que dio la victoria al CF Zamora desde los once metros ante el CD Calahorra. Por último, Emilio de la SD Logroñés, que fue determinante en el partido de la fiesta popular que se disputó en el Nuevo Reina Sofía.

Para la zona de ataque, contamos con Arana del Villarreal B. Lleva cinco goles en la categoría y su hambre de gol es insaciable. También se encuentra Chiki de la UE Cornellà que anotó el tanto de la victoria ante un gigante de la categoría como es el Albacete. Cierra el XI, Alberto Fernández del UCAM Murcia. Marcó el gol de la victoria y fue un auténtico puñal por la banda.

Esta semana, el banquillo lo ocupa Pedro Buenaventura porque el Atlético Sanluqueño ha conseguido la victoria ante el Real Madrid Castilla 3-1 en casa y se está haciendo con la posibilidad de afincarse en la zona alta de la tabla.